Pan de aceitunas, tomate seco y orégano

P1170570 En mi casa de toda la vida hemos sido muy “paneros” y defensores a ultranza de la dieta mediterránea, quizás por aquello de mis raices andaluzas o simplemente porque nos encanta el pan, el caso es que hemos intentado mantener la tradición en el desayuno de una buena rebanada de pan rociada de aceite virgen y  añadir el acompañamiento deseado, bien de embutido (jamón serrano, pavo…) de tomate o de ambos dependiendo de los gustos de cada uno.

Llevaba tiempo rondándome por la cabeza empezar a hacer el pan casero, pues echaba de menos los panes de pueblo de antaño, en los que cuando te comías una rebanada de pan saboreabas realmente los ingredientes y quería que mis hijas disfrutaran de ese placer así que ya puestos a enredar en temas reposteros como estaba haciendo últimamente, pensaba que el pan era una asignatura pendiente y me lo propuse como un objetivo para este otoño.

En principio, mi idea era hacer pan como toda la vida amasando y horneando, pero una vez más las nuevas tecnologias avanzan y vienen en nuestra ayuda, una gran amiga, me comentó que tenía “aparcada” en su casa la panificadora de Lidl, que no usaba y que si quería me la pasaba para que probara a ver que tal me iba, asi que dicho y hecho, tal cual hablamos, nos fuimos a por ella y ese mismo día empece a enredar.

En mi opinión y creo que en la de muchos, si realmente eres un amante del pan como ocurre en mi casa, os recomiendo este “aparatejo”, si no, creo que se pueden hacer las mismas recetas pero a mano, y amasando y horneando, como se hacia antigüamente, la receta que os voy a poner es la que hago con la panificadora ya que he recibido muchos emails y peticiones a través de FB para que os la pasara, pero no he hecho la receta a mano nunca por lo que no sé indicaros ni tiempo de horno, ni de reposo de la masa para que la levadura fermente bien, ni nada de esto, en este caso tendréis que enredar por vuestra cuenta hasta que deis con la receta a vuestro gusto.

Ingredientes:

  • 360 ml de agua
  • 5 cucharadas de aceite virgen (tbsp)
  • 4 cucharaditas de azúcar (tsp)
  • 4 cucharaditas de sal (tsp)
  • 630 gr de harina de trigo
  • 1 paquetito de levadura seca (yo uso la de maicena para pan, que podeis encontrar en carrefur, corte ingles, etc)
  • aceitunas negras troceadas (opcional)
  • tomate seco troceado (opcional)
  • Hierbas aromáticas : orégano, tomillo, etc (opcional)

Usando la panificadora es muy sencillo, primero se selecciona el programa que queremos en este caso suelo utilizar el programa 5, luego el peso, en mi caso selecciono 750 gr, y luego el tipo de tueste, que yo suelo poner el oscuro. Una vez programado se añaden primero los ingredientes líquidos (agua y aceite) y después los sólidos (harina, sal, azúcar y levadura) yo suelo mezclarlo previamente en un bol para que todo quede bien ligado y luego lo añado al líquido directamente en el recipiente de la “pani” y cuando lo tenemos todo listo se le da al “start”, pasados unos minutos de amasado, la máquina suele pitar para añadir los ingredientes adicionales. Yo los suelo preparar mientras esta amasándose la masa, dependiendo del día, lo que tenga en casa y lo que apetezca comer, le añado unos ingredientes u otros, en este caso trocee aceitunas negras, tomate seco (del que venden en mercadona) y orégano y lo mezclé en un bol, añadiendolo a la masa en el momento oportuno.

Cuando la masa deja de amasar y antes de que empiece a levar (esto ocurre a los 15 minutos de empezar el proceso) levanto la tapa y muy rápidamente suelo hacer dos cosas:

  • Retiro las palas amasadoras del fondo para que no se incrusten en el pan y así evitar los huecos que quedan al quitarlos después.
  • Coloco un poco la masa, porque suele quedarse hecha una bola después del amasado y de esta manera garantizo que al levar crezca de forma más regular.

Una vez el pan termina de hacerse lo desmoldo y lo dejo enfriar en la rejilla, en mi casa como somos muchos hay gustos para todos, a mis hijas en general les gusta el pan más bien blanquito, por lo que les encanta tal y como sale. A mi en particular me gusta más tostadito, por lo que en ocasiones, lo que hago es pincelarlo con un poco de aceite de oliva virgen y hornearlo a 200º unos 5/8 minutos hasta que coge el color que me gusta, pero eso va a gusto del consumidor.

Como ingredientes adicionales, podeis usar vuestra imaginación y echarle lo que queráis, en casa lo hemos hecho con orégano y tomillo, con aceitunas verdes y a las finas hierbas, con hierbas provenzales, con aceitunas negras y orégano, con tomate, aceitunas y orégano ….. , admite todo lo que vuestra imaginación dé de si :)

Siento no poder aportar ninguna referencia a la receta sin panificadora, pero no tiene que ser muy complicado solo dejar levar la masa después del amasado y hornear en el horno en un molde determinado. Yo os sugeriría que hicierais lo mismo que cuando se hace un bizcocho por primera vez, que fuerais pinchando hasta ver que sale el pincho limpio, y la masa se ve cuando ha subido a simple vista. Si que os digo que es superimportante que la levadura sea seca, porque yo los primeros dias no tenia y en mi ansia de probar, tuve varios intentos fallidos, que no estaban mal pero no salieron igual.

Aqui os dejo algunas fotos de los que he hecho hasta ahora. Ya me contaréis que tal os salen vuestros panes :)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

4 comentarios en “Pan de aceitunas, tomate seco y orégano

  1. Corrección: no se dice aparatejo…se dice “robotijo”… ;) A ver si ahora que he integrado esa palabro en mi vocabulario vas a retirarlo del tuyo con lo que me gusta… ;). Del pan, mejor no hablamos…nos lo comemos pronto ;). Bsssss

    1. jajajaja, exacto en casa es “robotijo”” el palabro usado, aqui ha sido un lapsus, pero asi amplias tu vocabulario de palabros ;), y el pan nos lo comemos cuando quieras sabes que aqui siempre tienes un sitio esperando :) Bssssss

  2. Menos mal que no tengo el “robotijo” o “aparatejo” que indicas, sino me ibas a obligar a hacer el pan, con lo que me gustaaaaaaaaaaaa, pero no debo tentarme con las harinas :(. Gracias por compartir la receta, lo tendré en cuenta cuando me haga de uno de estos aparatos, que serán mi próxima inversión para la cocina!! Gracias y feliz semana.

    1. Gracias por tus palabras Maria, yo de todas maneras probaria a hacerlo aunque sea una vez sin “robotijo” total de toda la vida nuestras abuelas lo han hecho amasando a mano, es un poco más de trabajo, yo aunque tengo “robotijos” varios, sigo haciendo muchas recetas a la antigüa usanza y la verdad, la diferencia entre el pan que venden por ahi y el hecho a mano es total y absoluta, no te digo que lo hagas todos los dias porque realmente sin los aparatejos es un trabajo, pero alguna que otra vez …. :) Un besote y feliz semana a ti también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>